CLASES DE PALABRAS


           La oración está formada por distintos tipos de palabras. Cada una de esas palabras tiene un significado determinado, una forma particular (con género, número, tiempo, etc.), y una función dentro de la oración (modificadores, núcleos, objetos o circunstanciales). Pero en definitiva, hay sólo nueve clases de palabras:

Artículos: son 5 y siempre acompañan a un sustantivo. Ej.: la, las, los, el, lo.

Sustantivos: Son los nombres de cualquier cosa y por lo general, menos a los nombres propios, tienen o se les puede poner un artículo adelante.

Los sustantivos son muchísimos, porque a los humanos nos obsesiona ponerle el nombre a cada cosa, sea real o imaginada. Por eso, TODO tiene su sustantivo o nombre: las personas, los animales, las cosas, los sentimientos y los conceptos. Por ejemplo: la maestra, Héctor, la liebre, San Luis, la tristeza, Centro Educativo Nº 1, los ingenieros, Adidas, el duende, el dinosaurio, Walt Mart, el griterío, las computadoras, la confianza, el amor, la alegría, el modelo, el sueño, etc.

Pronombres: Son palabras que sirven, entre otras cosas, para no repetir tanto los sustantivos. Los pronombres que más se usan son:

la, lo, las, los → (Para no repetir las COSAS u OBJETOS DIRECTOS)

le, les → (Para no repetir el OBJETO INDIRECTO)

yo, me, mí, conmigo, vos, te, ti, contigo, él, se, sí, consigo, nosotros, nos, ustedes, ellas, mío, tuya, suya, este ese, aquel, algún, todos, etc.

Verbos: son las únicas palabras que se conjugan, es decir deben concordar con alguna persona gramatical. Por ejemplo, “corríamos” concuerda con la 1º persona del plural, “nosotros”. “Decía” concuerda con la 1º, 2º y 3º personas del singular, “yo”, “usted” y “él”.

Adverbios: están siempre cerca del verbo y sirven para indicar las circunstancias. Hay adverbios de tiempo (hoy, ayer, mañana), de lugar (acá, allá, ahí), de modo (así, bien, mal), de afirmación (sí), de negación (no), etc.

Adjetivos: son palabras que califican o describen al sustantivo. Tienen grados (normal: blanca, superlativo: blanquísima). Deben concordar en género y número con el sustantivo que modifican directamente. Ej.: aburridísima, malísima, solitarios, verdosa, estrecho, agobiante, barbudo, etc.

Preposiciones: a, ante, bajo, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, sobre, tras, excepto, mediante, durante, salvo, incluso.

Conectores: sirven como nexo entre palabras, oraciones y párrafos. Ejemplos: “y”, “también”, “además”, “o”, “sino”, “pero”, “sin embargo”, “cuando”, “donde”, “en consecuencia”, “porque”, “por ejemplo”, etc.

Interjecciones: Se usa para expresar estados de ánimo: ¡ah!, ¡ojalá!, ¡hola!, ¡hay!, ¡bah!, ¡ufa!, ¡oh!, ¿eh?, ¡huy!, ¡upa!, ¡bravo!, ¡ánimo!, ¡socorro!, ¡vaya, vaya!, etc.


Realizá estos ejercicion interactivos, reconociendo las palabras (HACÉ CLIK AQUÍ)